top of page

Día de la naturaleza

El 3 de marzo se celebró el Día de la Naturaleza, pero qué entendemos por “Naturaleza”? Muchos se imaginan la película “Into the Wild”, donde un joven decide dejar atrás su vida en sociedad y se escapa a vivir desconectado de la modernidad.



Cabe reflexionar: ¿es necesario separarse de la civilización para estar en la naturaleza? La idea de que la naturaleza está “allá”, en algún lugar lejos de ciudad, entre las montañas, es errónea. Basta mirar nuestro jardín, una plaza local o dar una vuelta a la cuadra. Si nos fijamos en las aves que vemos y escuchamos o en las plantas o los insectos que viven entre ellas (y los que viven al interior de nuestros hogares), notarás con muy poco esfuerzo que en todas partes estamos rodeados de estos elementos que consideramos lejanos.


Te guste o no la naturaleza, una cosa es cierta: todo el mundo está sometido necesariamente a vivir en ella. Interactuamos constantemente con flora, fauna, funga, virus y bacterias. Pero no solo eso: también con gran diversidad de temperaturas, humedades, vientos, ruido y un flujo increíblemente complejo de materia (nutrientes y agua, entre muchos otros). Todos estos factores son también parte de la naturaleza que tanto parecemos buscar sin darnos cuenta de que nos rodea de manera constante e ineludible.



Si empezamos a fijarnos en estos “detalles”, paso a paso iremos conociendo y comprendiendo las relaciones y consecuencias de ciertos cambios en el ambiente (sea esto a nivel de tu escritorio, tu habitación, tu casa, tu cuadra, un parque nacional o el planeta completo). Puedes hacer una simple prueba: abrir una ventana, regar el patio o sentarte en un parque por 5 minutos en la tarde. Fíjate en cómo cambia el aire, la temperatura y seguramente tu ánimo; fíjate en el olor a tierra mojada, en las aves que se acercan a comer gusanos y seguramente tu ánimo; recuerda cómo cambia todo con las estaciones del año, las horas del día, las hojas en los árboles y seguramente… tu ánimo.



En resumen, somos, hemos sido y seremos parte de la naturaleza, ya sea que te sientas como alguien “outdoor” o no. Esto te hace parte de un sistema muy complejo y que es casi imposible comprender del todo. Pero una cosa es segura: la naturaleza te rodea, y en la medida que más la conocemos, más la disfrutamos.



19 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page